Disney

5 juegos para el baño del bebé

Bañar a tu bebé es la oportunidad perfecta para divertiros con estos cinco entretenidos juegos de baño. ¡Pondrán celoso al propio Nemo!

1. ¡Un poco de arte!

Bebé artista
Si tu pequeño te recuerda al aspirante a pintor Toulouse de Los Aristogatos, las pinturas de baño son las herramientas perfectas para que desate su lado creativo. Pinturas que puedes hacer tú mismo en casa, mezclando la crema de afeitar con unas gotas de colorante de alimentos y ¡ya tienes herramientas de trabajo!. Puedes usar también películas como Buscando a Nemo y La Sirenita y traerlas a la vida pintando a sus personajes y escenas en la bañera. Sobre todo, no te preocupes por el lío, ¡las pinturas caseras se lavan fácilmente con agua!

2. ¡Diversión con personajes!

Nemo bath toy
Abre un nuevo mundo de aventuras durante el momento del baño usando juguetes de bañera, y mientras te ocupas de lavar a tu pequeño él podrá perderse en un cuento de hadas de su propia creación.

3. ¡Juega a atrapar!

Baby ball catch
Los juegos de pelota que consisten en lanzar y la coger objetos son geniales para el momento del baño. Si puedes poner un aro de baloncesto o una pequeña red de voleibol en el baño, incluso mejor. No te preocupes por las salpicaduras de agua por todas partes, ¡se secan y ese rato de risas de tu bebé lo guardaréis para siempre!

4. ¡Crea un espectáculo!

Baby show
No hay mejor manera de entretener a tu pequeño que recreando la magia de una película allí mismo, en el baño. Saca tu Goofy interior y con ayuda de algunos miembros de la familia crea un espectáculo entretenido para tu bebé. ¡Hablar con una voz divertida mantendrá a tu pequeño entretenido y es la oportunidad perfecta para practicar esa imitación oxidada del pato Donald!

5. ¡Que llueva!

5 Baby Bathtime Games Image
Coloca un mantel de plástico y algunas tazas de diferentes tamaños y observa cómo tu bebé se divierte mezclando pociones mágicas mientras vierte agua de un recipiente al otro. ¡El hechicero Mickey no tiene nada que envidiar a tu pequeño mago! Después de una agotadora sesión de salpicaduras, envuelve a tu bebé en una bata calentita y prepárale para adentrase en el mundo del sueño.