Disney

Guía Up para ser un buen aventurero

Estamos en pleno verano y el cuerpo nos pide… ¡aventuras!

Juntos por una vida sana

Si queréis sentiros como Carl Friedricksen y Russell en la película de Disney ‘Up’, que recorrieron el mundo de un modo muy peculiar, seguid esta serie de consejos y seréis miembros VIP de los ‘’Exploradores intrépidos’’. Y no, no hace falta que os llevéis vuestra casa a cuestas, sólo una maleta con todo lo necesario. ¡Coged vuestro kit explorador y lanzaos a la aventura, que nos vamos de ruta por el monte!

¡Una misteriosa cabaña en el medio de la montaña!

Pasar las vacaciones o un fin de semana en un retiro en medio del bosque ¡es espectacular! Durante el día hay miles de lugares para explorar ya sea alrededor de la cabaña o haciendo una ruta, lo que promueve las actividades al aire libre y en familia. En la noche los habitantes del bosque aprovechan sus horas más activas y podréis escuchar todos los sonidos de la naturaleza en pleno apogeo. ¿Qué más se puede pedir?

Pues realizar una buena exploración. Par ello es necesario llenar la mochila de elementos imprescindibles: crema y sombrero para evitar el sol, zapatillas cerradas y calcetines para que las plantas no rocen las piernas y agua suficiente para no deshidratarse. El kit de explorador perfecto es aquel que lleva una brújula para orientarse (sobre todo si uno se aleja de la cabaña), una lupa para ver de cerca los animales más pequeños, un cuaderno y un bolígrafo para apuntar los hallazgos más impresionantes, bolsitas para guardar aquellos recuerdos que queremos llevarnos, una pequeña tijera para cortar hojas y unos botes de observación para ver, por ejemplo, los insectos más pequeños. ¡Pero mucho ojo, liberadlos después! Russell, que es un experto en exploraciones lo tiene claro: ‘’Un explorador es amigo de todos, sean plantas, insectos o una abejita’’. ¡Así que recordadlo!

 

Coge la bicicleta y adéntrate en lo desconocido

Divertirse y estar en forma no tiene por qué estar reñido. Otro buen plan es que cojáis la bicicleta en familia y os lancéis a una ruta BTT (Bicicleta Todo Terreno) por ejemplo. La mochila se puede parecer bastante a la de un explorador de montaña, de hecho llevar un cuaderno y un bolígrafo o una bolsa para tomar ‘muestras’ de aquello que más os interesa resulta perfecto. ¡También es imprescindible una brújula y, en caso de que hagáis una ruta organizada, un mapa de los lugares o indicaciones del camino.

La mochila del explorador perfecto se completaría con una botella de agua, algo de comer por si hay hambre en medio del camino, unos prismáticos para divisar el paisaje perfectamente y, por supuesto el kit para el sol. Ya sólo falta el ánimo de Russell, que seguro que lo tenéis porque, como bien dice: ‘’hay que explorar lo inexplorado’’.

¿Ya sabéis cuál va a ser vuestro destino? Si aún estáis planeando las vacaciones, Andorra cuenta con magníficos refugios en montañas ¡a más de 1.000 metros de altura! y divertidas y espectaculares rutas de BTT  para disfrutar de los paisajes más hermosos. ¿Lo tenéis todo? Pues haced caso a las palabras de Ellie: ¡La aventura nos espera!