Disney

Huevo de Pascua de Ígor

Tiempo total
1h

A pesar de lo unidos que están Pooh y sus amigos, a veces el pobre Ígor se siente un poco… bueno, tristón.

En estas fechas, alégrale el día a este cabizbajo burrito transformando un poco de papel para manualidades, lana y un huevo en un entrañable adorno que hasta el mismo Ígor diría que es “baaastaaanteee boooniiitooo”.

Necesitarás lo siguiente
  • Huevo duro
  • Cinta de carrocero o de enmascarar
  • Un trocito de esponja suave para manualidades
  • Pintura para manualidades acrílica de color azul
  • Tijeras
  • Tubo de cartón del papel higiénico
  • Cola blanca y un pincel para aplicarla
  • Papel para manualidades (azul y fucsia)
  • Regla
  • Lápiz
  • Rotulador permanente negro de punta fina
  • Lana negra
Instrucciones
  1. Envuelve la porción inferior y más ancha del huevo con un trozo de cinta de carrocero; asegúrate de que el borde superior quede a unos 2 cm de la base del huevo y de que la cinta de carrocero esté bien pegada. Pinta de color azul el huevo ayudándote de la esponja y ponlo aparte hasta que se seque. Consejo: si enrollas un papel y lo grapas o lo pegas con celo, tendrás un soporte muy útil para colocar el huevo mientras la pintura se seca.

  2. Corta un trozo de unos 5 cm del tubo de cartón del papel higiénico. Luego, corta el tubo por la parte trasera y recorta el borde frontal superior para que la parte de delante se muestre curva en lugar de recta, como en la imagen. Esto permitirá que la base redondeada del huevo (el morro de Ígor) se muestre una vez que la decoración esté montada.

  3. Une los extremos del cartón y grápalos para obtener un tubo más estrecho, de unos 3 cm de diámetro. Pinta el tubo de color azul y ponlo aparte hasta que se seque.

  4. Imprime la plantilla. Recorta los ojos. Usa las otras piezas de la plantilla para recortar las siluetas de los papeles para manualidades de colores.

  5. Pega las piezas interiores de las orejas de color magenta sobre las piezas exteriores de color azul. Una vez que la cola se haya secado, dobla las orejas por la mitad como aparece en la imagen. Luego, dobla la punta superior de cada oreja para crear una pestaña de 0,6 cm.

  6. Vuelve a doblar las orejas y recorta ligeramente la porción superior, como en la foto, de modo que la zona por donde se pegan a la cabeza sea más estrecha.

  7. Retira la cinta adhesiva del huevo. Con un lápiz, traza ligeramente una línea vertical en el centro del huevo. Empieza desde arriba del todo y termina en la base. Con cuidado, repasa la línea con un rotulador negro.

  8. Recorta los ojos y pégalos en el huevo; colócalos de forma que los bordes inferiores queden a unos 0,5 cm del morro sin pintar y los lados interiores de los mismos, a unos 0,3 cm de la línea central.

  9. Dibuja el resto de los rasgos faciales con el lápiz: las cejas, a unos 0,5 cm por encima de los ojos; las arrugas del morro y la raya corta y recta a modo de boca, a unos 0,3 cm y a 1,6 cm por debajo de la línea del morro, respectivamente; y unos orificios nasales pequeñitos, separados por 1 cm uno del otro. Con cuidado, repasa las líneas con un rotulador negro.

  10. Cubre el huevo con una capa de cola blanca, papel incluido, para proteger tu creación y aportarle un poco de brillo. Cubre también con cola blanca la superficie del tubo y los lados de las orejas.

  11. Para obtener el flequillo de Ígor (esa graciosa mata de pelo que lo caracteriza), corta varias hebras de lana negra y átalas con otra henra de lana. Desenreda los extremos de la lana y recorta el largo a tu gusto. Luego, pega el manojo de lana encima del huevo.

  12. Para terminar, pega la parte superior de las orejas a los lados del huevo, como en la imagen. Coloca el huevo encima del tubo de soporte y tendrás lista tu decoración de Ígor para Pascua.

Imprimir

Te puede gustar