Disney

Muñeco de Olaf de calcetín

Tiempo total
1h

No necesitas ser la Reina del Hielo para crear tu propio Olaf. Solo tienes que coger un calcetín blanco, unas cuantas herramientas y en un pispás tendrás a un mágico muñeco de nieve.

A algunas personas les vendría bien derretirse, ¡pero a Olaf no le sientan bien los meses de verano! Así que para asegurarte de que tu muñeco de nieve resiste tus abrazos calentitos hemos ideado una forma de que hagas tu propio Olaf para todas las épocas del año.

Necesitarás lo siguiente
  • Calcetín blanco (talla de niño de 5 a 7 años)
  • Arroz (500 g)
  • Pompones blancos
  • Pegamento
  • Fieltro marrón, naranja, negro
  • Cartulina marrón fina
  • Cinta blanca
  • Tijeras
Instrucciones
  1. Añade ¾ del arroz dentro del calcetín. Agita el calcetín para comprobar que el arroz se asiente en el fondo del calcetín.

  2. Colócalo en una base circular y asegúrate de que la parte superior del calcetín está en el centro.

  3. Envuelve la parte superior del calcetín con la cinta y haz un nudo para que la primera base de arroz se quede en su sitio.

  4. A continuación, añade 1/3 del resto del arroz y apriétalo hasta hacer una forma circular (una más pequeña que la base). Fíjalo con la cinta.

  5. Echa el arroz restante en el calcetín y dale forma al calcetín para que sea más alto que ancho. Fíjalo con la cinta.

  6. Con el fieltro negro, recorta tres círculos para los botones y pégalos, dos en la base y uno en la parte intermedia.

  7. Recorta la boca, el pelo y las cejas y pégalo todo en su sitio.

  8. Coge el fieltro blanco, corta los dientes y los ojos y pégalos con pegamento. Luego añade unos circulitos negros de fieltro a los ojos blancos para las pupilas.

  9. Recorta una nariz naranja y pégala en la cara.

  10. Recorta dos brazos y manos de la cartulina y pégalo todo en la base del calcetín con pegamento.

  11. Para terminar, pega los dos pompones en la base para que se conviertan en los pies de Olaf.

Imprimir

Te puede gustar