Disney

Copos de nieve dulces de Elsa

Tiempo total
40m
Tiempo de preparación
30m
Tiempo de cocción
10m

En Noruega, donde viven sus altezas reales las hermanas Elsa y Anna, el pan crujiente sin levadura es un aperitivo tradicional y versátil que puede servirse con mantequilla y mermelada, con queso por encima o incluso sin nada, para mojar en sopas y guisos.

Nos hemos inspirado en uno de los alimentos básicos de Noruega y en la habilidad de la reina Elsa de Frozen, el reino de hielo, para improvisar una tormenta invernal y así hacer esta receta. Contagiados de su magia, hemos convertido el pan sin levadura artesanal en una ráfaga de copos de nieve dulces “escarchados” con un glaseado de limón.

Necesitarás lo siguiente
  • 200 g de harina (más harina adicional para extender la masa)
  • Media cucharadita de bicarbonato
  • Una pizca de sal
  • Un poco de nuez moscada
  • 2 cucharadas de mantequilla derretida
  • 75 ml de yougur natural
  • 70 g de azúcar glass
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 1 o 2 cucharaditas de agua
  • Azúcar
Instrucciones
  1. Mezcla la harina, el bicarbonato, la sal y la nuez moscada en un cuenco y, a continuación, haz un hueco en el centro. Vierte la mantequilla y el yogur en el hueco, y empieza a mezclar los ingredientes secos con los líquidos. Añade un poco deyogur o harina si ves que la masa no adquiere la consistencia deseada: debe quedar espesa, pero no demasiado como para no ser moldeable. Saca la masa del cuenco, colócala sobre una superficie enharinada y amásala con los puños brevemente.

  2. Precalienta el horno a 180 °C. Divide la masa en ocho porciones del mismo tamaño. Espolvorea harina sobre una superficie lisa, coloca encima una de las ocho porciones (cubre las siete restantes mientras tanto) y extiende la masa hasta formar un círculo muy fino. Espolvorea más harina por encima del círculo y dóblalo por la mitad tres veces. Cada vez que dobles la masa, espolvorea un poco de harina para evitar que se peguen las capas.

  3. Corta el borde redondeado de la masa doblada hasta conseguir un triángulo. A continuación, haz diversas muescas en la masa con un cuchillo y corta diferentes formas al igual que harías con un copo de nieve de papel. Desdobla la masa con cuidado y verás cómo el copo de nieve ha adquirido su forma típica. Ahora, puedes incorporar formas adicionales al copo de nieve con moldes pequeños de galletas o bombones si quieres.

  4. Hornea los copos de nieve de pan sin levadura en una bandeja sin engrasar hasta que se doren ligeramente, entre 8 y 10 minutos. Luego, pásalos a una bandeja de rejilla para que se enfríen.

  5. Para elaborar el glaseado, mezcla el azúcar glas, el zumo de limón y una cucharadita de agua en un cuenco pequeño. Muévelo todo hasta que adquiera una consistencia uniforme y ligera para que se pueda aplicar con una brocha de repostería. Si el glaseado queda demasiado espeso, añádele un poco de agua.

  6. Embadurna los copos de nieve enfriados con el glaseado y espolvorea azúcar granulada por encima antes de que el glaseado se solidifique.

Imprimir